Elneny, oxígeno para el centro del campo del Arsenal