El fútbol tiene una respuesta para cada decisión: AT. MADRID-SEVILLA Cartel2va

El fútbol tiene una respuesta para cada decisión: AT. MADRID-SEVILLA

Ir abajo

El fútbol tiene una respuesta para cada decisión: AT. MADRID-SEVILLA Empty El fútbol tiene una respuesta para cada decisión: AT. MADRID-SEVILLA

Mensaje por anci el Lun 29 Sep 2014, 15:15

El fútbol tiene una respuesta para cada decisión, para cada actitud que un equipo colectivamente o un jugador de manera individual tiene en el campo. El Sevilla recibió anoche en el Calderón un tortazo que lo despierta de su sueño, que tampoco es que fuera pensar ya en cotas de altura en una competición como el Campeonato Nacional de Liga, pero que había generado mucho optimismo después de un gran arranque que sí es cierto que ensordecía algunas dudas que, salpicadas, había dejado el once de Emery en fases o intervalos de partidos anteriores.

Quizá el castigo fue muy duro, excesivo para lo que propuso el Atlético y lo que dejó de hacer el Sevilla, pero es una muestra enriquecedora sobre lo que el fútbol requiere día a día: concentración, intensidad y tener las ideas claras. Todo lo que no sea eso se expone a acabar con el pecho hundido. Es verdad que hoy -ya desde el mismo momento en que Emery anunció la alineación- todo el sevillismo señala como borrón en el planteamiento inicial del técnico la decisión de cambiar la fisonomía de su bloque reforzando el centro del campo con un tercer pivote y renunciando a la capacidad de estirar el juego con un hombre como Denis Suárez, y puede que algo tuviera que ver, pero lo que tumbó al Sevilla ante el Atlético de Simeone fue la empanada en la cabeza de sus futbolistas en jugadas puntuales. Eso ocurre cuando un grupo, o no está preparado o tiene dudas. Y pasó en las jugadas de los cuatro goles rojiblancos, que no generaron ni una patata de fútbol y que se encontraron cuatro situaciones de balón parado producto de faltas ingenuas, absurdas, evitables y dignas de ser recriminadas individualmente con el vídeo por delante por medio del entrenador con cada uno de sus futbolistas. Igual que la estrategia defensiva, malísimamente ejecutada toda la noche (en córners y faltas se echó de menos a Iborra ante Mandzukic), que terminó de precipitar al vacío a un equipo desconocido ante un rival que no es mucho mejor que él.

Primero fue Kolodziejczak, sorpresivamente titular para que Carriço jugara como pivote más retrasado y que echó por tierra todo lo bueno apuntado ante Feyenoord y Real Sociedad. Un pisotón en el que llegó tarde fue la alfombra roja para el primer gol, en el que la mala fortuna también hizo su parte en un rebote en Pareja. Luego fue Krychowiak el que cometió otra falta centrada al área -quizá algo menos evitable que la de su compañero- que llevó el 2-0 en el marcador. La pésima defensa de esa estrategia sí que era evitable, con dos hombres yendo a Arda y dejando a Miranda libre. Ya en la segunda mitad o incluso en la recta final del choque un penalti en el que Diogo Figueiras apareció como un tren de mercancías convertía lo que iba a ser una derrota en una goleada. El 3-0 ya duele, y qué decir del cuarto. Con el tiempo cumplido otra falta evitable (esta vez una niñería de Denis con un empujón de impotencia con la cadera) y otra jugada de estrategia horriblemente defendida acababa dibujando un resultado que puede llevar al sonrojo y que molesta más porque la diferencia entre un equipo y otro no fue tal.

Es verdad que el Sevilla renunció a sí mismo, todo eso se puede llegar a entender, pero un entrenador siempre busca algo cuando hace un movimiento así y evidentemente, lo que Emery perseguía, no se dio. Se podía adivinar antes del choque que ir con sobredosis de músculo no iba a estar mal porque el Atlético es un equipo que va al choque y que busca ganar los duelos por fuerza e intensidad. También que, como el Sevilla, es un rival poderoso en el juego a balón parado y ahí sí que marcó la diferencia. En fútbol, con todo lo poco que expuso el Sevilla, no. Pero Emery eligió a un futbolista como Carriço (o Kolodziejczak) en el centro del campo y no a Iborra, un jugador que -¿quién sabe?- a lo mejor hubiera equilibrado más los duelos en los balones aéreos.

Sea como fuere, no se dio, y ese Sevilla que se plantó en el Calderón sin organizador de juego no pudo, como es lógico, tener el balón. La consecuencia fue que no pisó área hasta la media hora de partido y fue precisamente cuando empezó a estirarse antes del descanso cuando llegó en una transición la segunda falta letal de la noche, la de Krychowiak.

La respuesta en el descanso fue cambiar el guión e intentar elevar los niveles de posesión de balón con Banega y Denis Suárez, pero los cambios tan acusados de chip en un mismo partido a veces cuesta que el futbolista los lleve a cabo y el colectivo llegue a ajustarse del todo. Como Bacca tampoco ayudó a conectar y estaba claro que el Atlético no iba a permitir que el Sevilla se conectara otra vez a la corriente con un 2-0 a favor y al calor de su afición, a los blancos se les fueron pasando los minutos entre choque y choque. A Denis le hacían el partido que le tenían preparado si salía de inicio y a Banega, el único que pudo tener algo más la pelota, tampoco es difícil abrumarlo para que acabe cansado y desconectado. No había más que hablar. Los dos últimos goles sobraban y obedecen a malas actitudes individuales que el técnico tendrá que corregir.

En lo colectivo, queda el resquemor de haber perdido una buena oportunidad para dar una voz en la Liga y supone la primera derrota de la temporada cuando los pechos empezaban a hincharse. Y ahí está la lección aprendida. Perdiendo o ganando en el Calderón, había que seguir creciendo y corrigiendo errores. Pues a crecer.
anci
anci

♠


Volver arriba Ir abajo

El fútbol tiene una respuesta para cada decisión: AT. MADRID-SEVILLA Empty Re: El fútbol tiene una respuesta para cada decisión: AT. MADRID-SEVILLA

Mensaje por anci el Lun 29 Sep 2014, 15:36

Emery pide calma en el banquillo del Vicente Calderón. JUAN AGUADO
Fede Quintero. Sevilla. 29/09/14 - 10:41.

El fútbol tiene una respuesta para cada decisión: AT. MADRID-SEVILLA Ofsnee

El desastroso partido del Sevilla en el Vicente Calderón está teniendo consecuencias. La forma en la que cayó el equipo y todo lo que aconteció en el postpartido han hecho daño, mucho daño. Y el gran señalado por todos es el entrenador nervionense Unai Emery. No irá a mayores, obviamente, pero también ha servido para despertar a los que siempre han sido críticos con el vasco.

Se pensaba que lo de Emery era un debate pasado en Nervión, pero él mismo se ha encargado de revivirlo. Críticas desde dentro y desde fuera que han hecho que el Sevilla se despierte, al menos momentaneamente, de soñar con objetivos ambiciosos.

Planteamiento de equipo pequeño en el Calderón
Unai ha sido el único culpable del planteamiento. Muchos pensaban que con este Atlético, el Sevilla, que se había colocado colíder, podría combatirle con esas armas e incluso dar un golpe en la mesa del campeón. Pero Emery se arrugó y planteó un partido de equipo pequeño y le pasó lo que le suele ocurrir a esos conjuntos, que salen goleados. Cambió la idea que les había hecho triunfar y el correctivo y la lección táctica de Simeone lo dejó en muy mal lugar.

Rueda de prensa
Si molestó el planteamiento, más aún lo hizo la rueda de prensa del técnico tras el partido. En las redes sociales ya quedó clara la indignación por sus palabras. Pero también en la planta noble el malestar era notable. Hablar de la superiodidad del rival, justificarla con el presupuesto y la inversión de fichajes es algo que no se identifica con la mentalidad del club. No porque suene a excusa (el Córdoba, el Getafe, el Espanyol y hasta la Real podrían decir lo mismo del Sevilla cuando perdieron), sino porque se entendía en Nervión que la diferencia este año no es tan enorme como pareció en el Calderón.

Ante los grandes
Es algo que ha perseguido a Emery, especialmente en su etapa en el Valencia. El año pasado, obviamente, se desquitó de aquello ganando la Europa League y con la victoria ante el Real Madrid.

Sin embargo, este año vuelven a aparecer sus eternos fantasmas. En lo que va de temporada, el Sevilla dio una pobre imagen en el encuentro ante el Real Madrid en Cardiff, contra el Valencia en el inicio liguero y en el Vicente Calderón. En los tres se le notó al equipo cierto complejo de inferioridad. Algunos dirigentes recordaban ayer la semifinal en Mestalla y la pobre imagen que dio el equipo a pesar de clasificarse con el milagroso gol de Mbia.

Renunciar al ataque
Dijo el entrenador en sala de prensa que había vislumbrado la victoria con el sistema que sacó en el Calderón. Pero también aseguró que el Atlético es superior. La pregunta que muchos se hacen es si el Sevilla podría haber sacado algún botín si no hubiera renunciado a sus señas de identidad. Esa era la sensación generalizada antes de comenzar el partido.

Unai renunció al ataque por completo y dejó demasiada distancia para que Bacca se peleara con toda la defensa atlética. Además, con el equipo que mejor saber hacer eso. Renunciar al ataque como hizo Emery demuestra que lo que dijo sobre la inferioridad de su equipo sobre el papel se la creía a pies juntillas.

Todo el apoyo
Nada de lo ocurrido en el Calderón hará que Emery pierda crédito ante los que deciden, especialmente con Monchi. Pero el técnico dejó pasar una gran oportunidad para que la grada y algunos pesos pesados de la entidad hispalense lo tuvieran como el entrenador ideal. Lejos de eso, lo que parece que ha logrado es que aquellos que lo criticaban se reafirmen en sus pensamientos.
anci
anci

♠


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.