ForoPuntoPelota
Entrevista a Juli (Alcorcón) Cartel2va

Entrevista a Juli (Alcorcón)

Ir abajo

Entrevista a Juli (Alcorcón) Empty Entrevista a Juli (Alcorcón)

Mensaje por Denker el Miér 03 Oct 2012, 16:24

Os dejo una entrevista a mi paisano Juli de la web del Alcorcón, para quien tenga interés en conocerlo un poco más...

Julián Cerdá Vicente, “Juli” es el tipo de futbolista que vive con pasión por y para su profesión. Su amplia trayectoria deportiva, su experiencia en cada uno de los equipos y lugares que ha estado han forjado una personalidad arrolladora, una persona muy entregada con los suyos, que sabe lo que cuesta conseguir las cosas y que hace de la educación y la empatía sus señales más visibles de presentación. "El Rececho", del Grupo Guerra, es el escenario donde Juli nos habla de su visión del fútbol, de su experiencia fuera de España, de su fichaje por la A.D. Alcorcón y de su ámbito más personal. Las exquisitas viandas servidas por el metre Javier, compuestas, entre otras por diversas carnes a la parrilla, embutido ibérico o deliciosos hojaldres de salmón, nos sumergen en el marco ideal para conversar con nuestro protagonista.

Juli (Alcoy, Alicante. 09/08/1981) es de esos futbolistas a los que no le gusta definirse a sí mismos, “lo dejo en manos de los que están a mi alrededor, aunque eso sí, siempre intento dar todo lo mejor de mí para mi equipo”, pero sí que nos confiesa que la posición que más le gusta en el campo es la que ocupa ahora en la A.D. Alcorcón “en la mediapunta, delante de los pivotes, con libertad de movimientos y detrás del punta”, nos dice el 15 amarillo, quien también se desenvuelve a la perfección en la banda.

Nuestro anfitrión, cuya página web personal es www.julicv7.com, recuerda que su relación con el balón comenzó cuando incluso no andaba, siempre a gatas detrás de un balón. Por ello, no es de extrañar que con apenas 4 años ya jugase en un equipo de fútbol, el de su colegio, el “Huerta Mayor”, que tuvo que hacer algún que otro cambio en la ficha para que el zagal jugase con los mayores, “imaginad cómo me quedaba la ropa”, nos dice sonriendo. Las maneras del joven Julián empezaron a tomar cuerpo con el paso del tiempo, pero no fue hasta la época de juvenil cuando dio su primer paso serio en el mundo del balompié. Fue Pascual Medina quien le llevó al Alcoyano y en su segundo año logró jugar con el primer equipo en Tercera División bastantes partidos y con unas actuaciones memorables. Su juego no pasó desapercibido para los vecinos del Alicante C.F., equipo que por entonces entrenaba su actual entrenador, José Bordalás, quien junto al presidente de la entidad alicantina, le convenció para llevarle al equipo azulón. “En aquel momento sí que me di cuenta que el fútbol podría ser mi profesión. Pasé de compaginar mi trabajo de electricista y de futbolista en el Alcoyano, a vivir exclusivamente por y para el fútbol en el Alicante” . Dos años en Alicante que confirmaron que a Juli le esperaba una fructífera vida deportiva. Con el Castellón consiguió ascender a Segunda División, y tras jugar en el Benidorm, logró debutar en Segunda División con el Polideportivo Ejido (temporada 2007-08), momento que nunca olvidará: “fue muy bonito, una experiencia único y sí, algo más de nervios porque era un nuevo paso en mi carrera deportiva. Mi primer gol lo marqué ante el Ferrol, pero me quedó el sabor amargo de que al final de temporada perdimos la categoría”, manifiesta el jugador alfarero. El Elche, uno de los históricos del fútbol español, se hizo con sus servicios y en el equipo ilicitano, Juli completó una de sus mejores temporadas a nivel deportivo. Logró 7 goles y un rendimiento espectacular que le sirvió para que la temporada siguiente, otro histórico y de Madrid, el Rayo Vallecano, le incorporase a sus filas, aunque no tuviese la continuidad deseada. Es en este momento de la conversación, hablando de su paso por el equipo franjirojo, cuando sale a relucir la profesionalidad y categoría de nuestro futbolista, que ese primer año consiguió el ascenso a Primera División, aunque al final de esa temporada y casi con el mercado cerrado, le comunican que no cuentan con él, cuando poco antes le habían confirmado su presencia para afrontar una nueva temporada: “Son cosas del fútbol. Yo jamás he pedido explicaciones, tanto si juego como si no lo hago. Y este año, tras mi vuelta de Grecia, me ocurre lo mismo. En un principio me dicen que cuentan conmigo, pero finalmente no se concreta y el 31 de agosto recibo mi carta de despido, pero tengo que decir que para nada estoy decepcionado de mi paso por el Rayo, al revés. Se acaba un ciclo pero se abre otro y de corazón, no tengo nada de rencor. Les agradezco que me fichasen en su momento, que me diesen la oportunidad de vivir uno de los mejores momentos deportivos que he vivido, el ascenso a Primera División y el haber formado parte de una plantilla con una calidad humana y profesionalidad increible, al igual que su afición, pese a la complica situación institucional”, resume Juli.

Tras su paso por el Rayo le llegó la oportunidad de salir de España y probar fortuna en Grecia. Fue cedido al Asteras Tripolis y cuajó una magnífica temporada, tanto a nivel personal, “donde jugué muchísimos partidos salvo en la parte final, ya que al final solo querían contar con jugadores que continuaran la siguiente temporada” como a nivel de grupo, ya que el conjunto heleno logró la clasificación, por vez primera en su historia, para la Europa League. Juli relata que fue un año “duro y complicado, ya que estás fuera de tu tierra, apenas ves a tu gente, tienes algún problema con los idiomas, el frío...pero fue una experiencia única, de la que aprendí muchísimo y por supuesto que se la recomiendo a cualquier futbolista que lo esté pensando, te hace madurar y valorar todo lo que tienes en España, por lo que no puedo descartar volver a jugar fuera”, confiesa. El alicantino, que fue allí con su mujer e hija, recuerda que hizo piña “con el grupo de los 8 españoles que allí estábamos y también muy buena relación con los griegos, pese a la barrera del idioma” y sobre la Liga griega, opina que se trata de una competición “en la que no destaca el físico ni las infraestructuras. Sobresalen 4 equipos por encima del resto, que tienen buen nivel de competitividad y la diferencia con el resto de equipos es importante”, explica Juli.

Y tras la experiencia griega, llegó la oportunidad del Alcorcón de hacerse con sus servicios. Juli tuvo muy claro que quería fichar por el equipo alfarero, una vez que el Rayo decidió no contar con él, desechando las ofertas de otros equipos de 2ª División y otra mareante económicamente desde Inglaterra: “Mi deseo era quedarme en Madrid por todos los medios. Estamos esperando a tener otro hijo, nos hemos hecho muy bien a la vida en Madrid y por eso, cuando supe del interés del Alcorcón, le dije a mi representante que desechara cualquier otra oferta y es verdad que estuve nervioso hasta el momento que firmé”, confiesa el atacante, quien añade que en muy poco tiempo ha captado la filosofía de este club y de este vestuario: “la humildad y familiaridad por encima de todo. El recibimiento del vestuario fue magnífico y a muchos de mis nuevos compañeros ya los conocía por haber coincidido en algún equipo o bien por habernos enfrentado, por lo que estoy encantado de estar en un Club que lleva mucho tiempo haciendo las cosas bien, que va por el buen camino para lograr metas importantes y esa cercanía que transmite, que es lo que yo más valoro, el poder encontrar una familia de verdad, juegues o no, estar implicado al cien por cien con el club y con el equipo. Yo creo que como en la vida, también hay un dios en el fútbol, que acaba recompensando el trabajo bien hecho”, certifica el 15 amarillo.

La temporada ha comenzado muy bien, tanto en el terreno personal como a nivel de grupo, y nuestro futbolista confirma que ha llegado en muy buen momento físico y con el peso ideal, reconociendo que su paso por Grecia le ha servido también para aprender a “cuidar muchos aspectos físicos, de alimentación y ello se refleja en el terreno de juego: “soy de los que piensa que se entrena como se juega. Me considero un futbolista competitivo al máximo, porque es la clave para rendir luego en el campo”...prueba de esa competitividad es el hecho de que a Juli no le gusta perder a nada y con nadie, y así nos cuenta, con mucha gracia, la “impotencia” que siente cuando su mujer le gana “en un juego que hay en la tablet. Es un rollo de papel que tienes que desenrollar lo más rápido que puedas y mi mujer me gana siempre, no hay manera de superarla y es más, mi hija también está a punto de ganarme, por lo que imagina cómo me siento, al no ser capaz de bajar mi tiempo”, nos confiesa entre risas.

Le preguntamos por qué todavía no ha tenido la oportunidad de jugar en Primera División y el alicantino afirma que a pesar de que es una de sus ilusiones, lo único a lo que se agarra es “al día a día, el llevar una camiseta y darlo todo por esos colores, como me ocurre aquí en Alcorcón, donde el esfuerzo, la ilusión y la unión del vestuario y una gran y competitiva plantilla es lo que te ayuda a luchar por los objetivos marcados, que en nuestro caso es el de la permanencia. A partir de ahí ya se verá, pero es la propia competición y el trabajo lo que pone a cada uno en su sitio. Nosotros, hasta el momento, vamos por el buen camino, no podemos olvidar que la Segunda División es una competición muy complicada y larga, tanto física como psicológicamente. Aquí te puede ganar cualquiera en cualquier momento, vayas como vayas. La clave es ir partido a partido, trabajar muy bien entre semana, preparar y darlo todo en el partido. No veo más allá que el día a día y así es como trabaja el mister, quien con su profesionalidad y personalidad sabe conseguir lo mejor de cada uno de nosotros y que vayamos todos a una”.

Aunque reconoce que le cuesta desconectar del fútbol y del deporte, en sus momentos libres Juli es una persona muy familiar, entregado a sus labores como marido y padre. Su espíritu alegre también se transmite en los viajes y concentraciones, ya que afirma que le encantan los “ambientes de alegría y bromas” y reconoce que es de los que le gusta jugar a la “pocha”.

Aunque todavía tiene unos cuantos años por delante para seguir deleitándonos con la gran clase y categoría que lleva en sus botas, le preguntamos si ya sabe a qué le gustaría dedicarse cuando ponga punto y final al balompié: “me gustaría que tuviese relación con el fútbol, ya fuese dentro de un equipo como delegado, segundo entrenador, como representante...no de, de mil maneras”, dice con una sonrisa de complicidad y reconoce que le gusta mucho el trato con los más pequeños. De hecho, y junto a su amigo y actual jugador del Real Betis Jorge Molina, tiene un Campus de Verano en Alcoy (www.campusciudadalcoy.com), donde cada verano imparte su conocimiento a todos aquellos chavales interesados en el “deporte rey”.

Llega la hora de la despedida, y tras algo más de 90 minutos de buena conversación, le pedimos a Juli que, como colofón, mande un mensaje a su nueva afición, a la que quiere agradecer “el gran recibimiento que me han hecho y que me transmiten. Solo les pido que sigan viniendo al campo para apoyarnos y que es fundamental para el equipo. Por nuestra parte, vamos a poner todo para transmitirles lo mejor y seguir contando con su confianza”, concluye el alfarero.


Test Personal:

. Grupo de música/cantante favorito: Alex Ubago.
. Película favorita: "El señor de los anillos" y "El secreto de Thomas Crown".
. Comida preferida: gazpacho manchego y pasta.
. Bebida favorita: agua y trina de limón.
. Equipo favorito: Alcoyano y Barcelona.
. Mejor virtud: muy amigo de mis amigos.
. Principal defecto: algo maniático, por ejemplo, me afeito una vez a la semana y siempre el día antes del partido.
. Un color: azul.
. Mejor futbolista con el que has compartido vestuario: Jorge Molina, aunque de cada equipo me quedo con alguno.
. Mejor entrenador: de todos me quedo siempre lo mejor.
. ¿Qué te llevarías a una isla desierta?: a mi familia y amigos.
. Un lugar donde perderse: la Polinesia francesa.
. Día más alegre: el nacimiento de mi hija.
. Día más triste: el falllecimiento de mis abuelos.
. Un sueño: que me respeten las lesiones y poder disfrutar de esta profesión.
Denker
Denker

♠


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.