El baloncesto español al borde del abismo. Seis clubes se acogen a la "Ley Concursal"

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El baloncesto español al borde del abismo. Seis clubes se acogen a la "Ley Concursal"

Mensaje por Oliver el Mar 05 Jul 2011, 01:23

Presupuestos cada vez más ajustados, menos ingresos, pérdida de interés... la ACB camina hacia un futuro incierto

Desde hace años, la ACB vive inmersa en un continuo proceso de cambio. Transformaciones a pequeña escala con las que se ha ido haciendo frente a la crisis económica, pero que han acabado por ahogar a la gran mayoría de los clubes, cuya misión principal ha dejado de ser la competición para centrarse en la supervivencia.

La desaparición del Akasvayu Girona en el verano de 2008 fue la primera llamada de atención a un modelo que se agota por momentos, como indica el hecho de que cinco clubes —serán seis si como parece el Meridiano Alicante sigue el mismo camino— se hayan acogido en el último año y medio a la Ley Concursal.

Según José Luis Llorente, presidente de la Asociación de baloncestistas españoles, el problema de la ACB es doble. «Por un lado está la mala gestión de los clubes y por otro la falta de control de la propia ACB, que en los últimos años se ha dejado ir un poco en este sentido», apunta la cabeza visible de los jugadores españoles.

El desequilibrio presupuestario de los clubes es evidente. Los ingresos medios de un equipo rondan los 4,3 millones de euros. Abonados, patrocinador principal, marketing y derechos propios de la liga —entre los que se incluye el dinero de las televisiones— son los pilares básicos a la hora de recaudar dinero, aunque hay clubes que multiplican sus ingresos gracias al apoyo institucional o al respaldo de un club de fútbol, como ocurre en el caso del Real Madrid y el Barcelona. «El problema está en el origen de la liga. Hay muchos modelos diferentes dentro de la ACB y no todos juegan con las mismas armas», apunta Jordi Villacampa, presidente del DKV Joventut, uno de los cinco clubes inmersos en la Ley Concursal. Según el ex jugador verdinegro, «es imposible competir deportivamente con equipos que nos cuatriplican en presupuesto, ya sea porque tienen detrás un club que les apoya o por el dinero que reciben de las instituciones, y esa falta de competitividad se refleja en la falta de interés por la competición».

Audiencias bajo mínimos

El descenso de las audiencias de televisión en los últimos años es evidente. La final de 2007 fue la más seguida, con una media de más de un millón y medio de espectadores y casi un 15% de cuota de pantalla. Una cifra que ha ido decreciendo hasta rozar el ridículo. Según los datos ofrecidos por la ACB, la final disputada este año entre el Barcelona y el Bilbao Basket registró un seguimiento medio de 687.000 espectadores y apenas un 4,6% de share. Una barrera más a la hora de encontrar nuevos patrocinadores. Los clubes se quejan del maltrato que sufren por parte de TVE. De hecho, la emisión en diferido de la última jornada de la liga regular fue el detonante para que se pusieran manos a la obra en busca de un cambio.

Tras apartar a Eduardo Portela de la dirección ejecutiva de la ACB, los dirigentes de los equipos se propusieron remover las estructuras para maximizar los beneficios y el primer resultado ha sido el acuerdo alcanzado con Endesa para que dé nombre a la liga a cambio de cuatro millones por temporada. Este pequeño alivio económico, no solucionará los problemas que, quitando a cuatro o cinco clubes, asolan a la gran mayoría de la liga. «El año pasado no hubo denuncias por parte de los jugadores, pero este verano se espera algo más», apunta Llorente, que está convencido de que «esta crisis dará lugar un sistema y unos clubes más fortalecidos». Otra de las posibles soluciones, tal y como apuntan tanto Llorente como Villacampa, es la creación de una nueva Ley de Mecenazgo que equipare los beneficios fiscales de los patrocinadores con los que reciben las empresas inmersas en el plan ADO.

Entrenadores en peligro

El adiós de Porfirio Fisac a Valladolid, de Salva Maldonado a Fuenlabrada o de Pepu Hernández a Badalona —tres técnicos que han realizado un gran trabajo la temporada pasada— no hace más que resaltar un problema de incertidumbre en el futuro de los equipos. «Se están dando situaciones anómalas y totalmente inaceptables, como clubes que tratan de evitar el cumplimiento de sus obligaciones contractuales. Ser entrenador de baloncesto en esta época se ha convertido en una profesión de altísimo riesgo», asegura Juan María Gavaldá, presidente de la Asociación de entrenadores españoles de baloncesto.

La situación en España preocupa, pero el problema del baloncesto no es exclusivo de la liga ACB. En Europa, equipos como Olympiakos o Panathinaikos, reciente campeón de la Euroliga, están a la venta y otros, como el CSKA, han tenido que reducir drásticamente su presupuesto.

Una liga europea en el horizonte

Dentro de la nebulosa que rodea al deporte de la canasta, hay una luz que apunta hacia la posible creación de una liga europea semi cerrada en la que solo participarían los mejores equipos de cada país como posible solución para frenar la crisis del baloncesto. Jordi Bertomeu, director general de la Euroliga, se sumaba a esta propuesta hace unos días en una entrevista concedida a la revista Gigantes. «Tenemos que ir más hacia el concepto de Euroliga que al de Copa de Europa, que es lo que somos ahora. Es una posibilidad de futuro que no podemos descartar», reconocía Bertomeu. La idea sería trasladar los encuentros europeos al fin de semana, donde las audiencias son más grandes.

Fuente: abc

Oliver

♠


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.