Sergio: "Tras la operación rompimos a llorar" Cartel2va

Sergio: "Tras la operación rompimos a llorar"

Ir abajo

Sergio: "Tras la operación rompimos a llorar" Empty Sergio: "Tras la operación rompimos a llorar"

Mensaje por sfc_nena el Lun 05 Jul 2010, 20:22

DB.- ¿Cómo se encuentra?
-Bien. La operación salió muy bien. Ahora tengo que tomar sólo una pastilla diaria. Es cuestión de esperar y que todo cicatrice por dentro. Después, con normalidad.

DB.- ¿Cómo es un día actualmente en la vida de Sergio Sánchez?
-Me levanto a las 10 ó 10.30. Desayuno y voy a dar un paseo con mi novia. Luego como. No me han puesto ningún tipo de prohibición. Sólo que no puedo hacer ningún tipo de ejercicio en los dos primeros meses por el tema de la cicatrización.

DB.- ¿Quién le dijo por primera vez que tenía posibilidades de volver a jugar?
-Así tan claro fue Juan Ribas, jefe de los servicios médicos del Sevilla. Pero cuando me dijeron que tenía que dejar el fútbol me vine abajo y la primera persona que me dijo: "No nos vengamos abajo; esto no es definitivo, vamos a buscar una solución", fue Monchi. En aquel momento tan drástico fue algo donde agarrarme.

DB.- O sea, que Monchi, además de fichar a futbolistas, también los recupera anímicamente.
-Lleva el fútbol muy adentro, con mucha discreción en su trabajo. La distancia entre director deportivo y jugador la hace muy delgada, hasta el punto que en mi caso llegamos a la amistad.

DB.- Sinceramente, ¿había llegado a tirar la toalla?
-No, nunca. Cuando te dan la mala noticia piensas en lo que te ha costado llegar, en los objetivos marcados, en los proyectos económicos, en la familia... Pero cuando Monchi me dijo que íbamos a buscar una solución, me agarré a ese palo, que cada vez se fue fijando y haciéndose más grande. Y al final he podido salir del hoyo.

DB.- ¿Qué ha hecho para no ganar peso sin hacer actividad física en todo este tiempo?
-Sí que he ganado peso, concretamente siete kilos. ¡Y se nota!

DB.- ¿Sigue alguna dieta o le han prohibido comer algo?
-El médico me dijo que hiciera vida completamente normal. Lo único que no puedo es subir pulsaciones porque aún no ha cicatrizado y se corre el riesgo de que se vuelva a abrir la herida. Puedo beber una copa de vino y puedo comer lo que quiera, la cantidad que quiera.

DB.- ¿En qué consiste exactamente su plan de recuperación a partir de ahora?
-Durante dos meses vida normal, con una pastilla diaria, sin hacer nada de ejercicio. Una vez que cicatrice bien, ejercicio progresivo de cara a coger la condición física para entrar en el equipo.

DB.- Hará la pretemporada con el primer equipo. ¿Cómo se la plantea?
-Será para estar con el grupo. Para ver las sensaciones que el equipo va teniendo, para estar integrado, para aportar el compañerismo, ver lo que quiere el míster de cada jugador, para no estar desvinculado tanto tiempo del grupo...pero sin hacer nada físico. A partir de los dos meses, empezaré a hacer progresivo hasta coger el tono físico.

DB.- ¿Y cuándo cree que podría estar al mismo nivel que sus compañeros?
-Para finales de diciembre o principios de enero. No me marco plazos ni el club me está obligando a cumplir unos plazos determinados. Al contrario, el Sevilla me da toda tranquilidad de mundo y me dice que me tome el tiempo necesario.


"No pensaba que podía doler tanto"

DB.- ¿Cómo recuerda aquellos días en Hamburgo?
-No me querría acordar de nada. Pero si me tengo que quedar con algo, cuando el cirujano y profesor Hans Sievers dijo que la operación había sido un éxito y que las posibilidades de volver a jugar eran realmente altas. También un mensajito que me envió mi madre el día después de la operación: 'Mi pequeño Oliver, lo vas a conseguir'. Porque a mí, de pequeñito, me encantaban los dibujos de Oliver y Benji.

DB.- Supongo que tantos días encerrado en una habitación se hacen duros...
-A parte de esos, los dolores, que han sido relativamente fuertes para mí. ¡No pensaba que podía dolor tanto! El tema óseo cuesta bastante de recuperar y en cualquier gesto, como toser o respirar, el dolor era fuerte. Y además saber que tenía la familia tan lejos, que no podía ver a todas las personas que quería. Pero ese esfuerzo habrá valido la pena y se verá recompensado.

DB.- Sobre todo porque cuando le abren el corazón, ven que el problema no es tan grave.
-Me opero porque las pruebas de diversos cardiólogos diagnostican que tengo un aneurisma; es decir, que la pared de la aorta es más fina de lo normal y que tiene un riesgo de romperse muy alto, lo que provocaría la muerte súbita. Pero el doctor, cuando me abre, se da cuenta de que el aneurisma no existe. Lo que hay es un agujerito en la pared que separa los dos ventrículos. Se ha tapado sin problema. La operación era de menos riesgo y favorece a la hora de volver a jugar.

DB.- ¡Tremenda suerte la suya!
-La gran mayoría de cirujanos del corazón, cuando una válvula no es correcta, te la cambian por una artificial. Sievers estudia en la universidad cómo reconstruir la válvula con los tejidos propios. Así la recuperación es mucho mejor: la vida es la que llevabas, sin cambios, y dejas de tomas pastillas para siempre, lo que no puedes hacer si te ponen un tejido externo. Garantiza más tu calidad de vida.

DB.- ¿Cómo lo celebró cuando Sievers le dio la noticia?
-Toda la familia, que estaba conmigo el día de la operación, rompimos a llorar. Para mí es difícil, pero para ellos que estuvieron cuatro o cinco horas esperando a que la operación terminara... Al ver el resultado, con todos los nervios, rompieron a llorar de alegría.

DB.- ¿Cómo fue la recuperación?
-Estuve siete días en el mismo lugar donde me operaron para tenerme bien controlado. Después fui a un centro de rehabilitación óseo, con vistas muy bonitas al Mar Báltico. Allí dimos los primeros pasos para que el corazón vaya funcionando. Todo muy progresivo.

DB.- En el Espanyol ya le observaron algo diferente en su corazón, ¿no?
-Lo que me han solucionado está diagnosticado desde nacimiento: insuficiencia aórtica con comunicación interventricular. Lo que pasa es que el agujerito era muy pequeñito, de un centímetro o así. En Espanyol, Racing y R. Madrid no había aumentado, pero en el Sevilla, por razones x, se agrandó hasta los tres centímetros. Se dieron cuenta de que había algo diferente respecto a las 'ecos' del Espanyol y empezaron a averiguar. Vieron el trocito de piel que me colgaba en el agujero y pensaban que era un aneurisma. Pero al abrir en Hamburgo se dieron cuenta de que simplemente era un pellejo muerto.

Don Balón
sfc_nena
sfc_nena

♠


Volver arriba Ir abajo

Sergio: "Tras la operación rompimos a llorar" Empty Re: Sergio: "Tras la operación rompimos a llorar"

Mensaje por victor atletico el Lun 05 Jul 2010, 20:28

Ojala que se recupere no es bonito que un jugador tenga que dejar el futbol por eso
victor atletico
victor atletico

♠


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.